INTRODUCCIÓN

DANDO LA ESPALDA A LOS DIOSES PERO NO A LOS MISTERIOS DEL MUNDO

Entender los orígenes de la cultura y la vida espiritual de los pueblos duzos requiere que nos remontemos a los primeros siglos del Segundo Amanecer y a cómo era el sentir de las personas ante la divinidad en aquél entonces; los pocos registros históricos que tenemos de las comunidades de Arom’tó durante aquellos años tempestuosos señalan una vida sin esperanza o fe; sobrevivir La Tormenta necesitó que se tornaran autosuficientes y pragmáticos, y dejaran de creer que llegaría ayuda divina a rescatarlos por tan solo llevar una vida religiosa, pues era por los mismos Espíritus Primordiales que se encontraban viviendo en dificultad cada momento de cada día, y que hayan perdido sus hogares y familias. Muchos kalgorenses tornaron estas emociones en rabia y se la educaron a sus hijos, además de que algunos todavía portaban con orgullo la mentalidad de superioridad con la que el reino fue movido a declararle la guerra a los Viejos Dioses.

Cuando el sol iluminó de nuevo los días los mortales comenzaron a reconstruir su civilización con los conocimientos que sabían o recordaban. Poco a poco, en diferentes disciplinas, fueron surgiendo de nuevo enseñanzas de los Espíritus del Conocimiento, y hasta hubo avances e invenciones en sus dominios, lo cual hizo creer a muchos que los dioses seguían presentes y ejerciendo influencia. Hubo algunos kalgorenses que seguían resentidos fueron muy vocales, e inclusive violentos, en su oposición a la ayuda divina. Pero hubo otros que estaban cansados de los conflictos y sólo querían silencio.

En proto-común la raíz düz significa “silencio”, y éste es lo que buscaba una de las tribus que partió de la región de los tres lagos. Algunas fuentes hablan sobre textos del Primer Amanecer que mencionan una tierra de poco ruido, mientras que otras fuentes sugieren que el camino les era revelado en sueños proféticos. De cualquier manera, fueron los descendientes de esta tribu los que llegaron finalmente a su destino y nombraron a la región Dúas.

Aunque en el resto del mundo se recibían de nuevo a los Viejos Dioses y se le daba la bienvenida a los Nuevos Dioses, la gente duza nunca les volvió a otorgar culto o tributo, ni se acostumbra que haya una gran devoción ante ninguna deidad. Desde la partida de la tribu hasta la historia temprana del continente se mantuvo una distancia particular hacia la enseñanza arcana, dándole mayor importancia al mundo que podían tocar y manipular por su cuenta propia, y a los elementos que en éste se encuentran.

Pero que no tengan una religiosidad no significa que no vivan una espiritualidad y reverencia por la naturaleza, la vida, y la muerte. Hay mitos en toda la región que hablan sobre entidades y espíritus, hay tabúes con relación a eventos sobrenaturales, y hay un–


Silencio Divino: Espiritualidad y No-teísmo histórico en el territorio Duzo

Noviembre, 2020

La portada y primera página del libro que Leren carga consigo, "Silencio Divino: Espiritualidad y No-teísmo histórico en el territorio Duzo".

Si quieres compartir este texto, puedes hacerlo usando esta liga.


Literatura de Torvat

Una colección de escritos que existen en, o acerca de, Torvat, el planeta donde ocurren las aventuras de Undeséis.

Si quieres compartir esta colección, puedes hacerlo usando esta liga.


Contenido original © BlueZone.mx 2009-2022
Sitio y código por JC Kobeh